¿DUDAS SOBRE LOS IMPLANTES DENTALES?

Los implantes dentales son uno de los tratamientos odontológicos más efectivos. Permiten remplazar las piezas dentales perdidas y mantener una sonrisa perfecta a largo plazo. Tanto la técnica como los materiales utilizados han evolucionado mucho en los últimos años. Sin embargo, el desconocimiento hace que surjan muchas dudas en los pacientes.

implante dental

A continuación, vamos a intentar resolver varias de las preguntas más frecuentes:

¿Qué son exactamente los implantes dentales? ¿Cuáles son sus ventajas?

Los implantes son fijaciones de titanio que se insertan en les hueso de la mandíbula o del maxilar. Una vez unidas al hueso se atornillan o cementan sobre las llamadas coronas dentales. Es un procedimiento en el que el diente artificial queda totalmente integrado con el resto de piezas. Es una solución duradera y el resultado es muy natural.

Además, con la colocación de los implantes en los espacios en los que faltan dientes, se evita que el resto de piezas se muevan o se puedan llegar a acumular restos de alimentos y puedan desarrollarse las temidas caries.

¿Es molesto el tratamiento? ¿Cuánto dura?

El procedimiento requiere de anestesia local por lo que el dolor es mínimo o nulo. Dependiendo la cantidad de implantes colocados y la complicación de la intervención la duración varia. En el el postoperatorio puede ser diferente aunque generalmente transcurridas las 24 horas, puede ser que el dolor aumente ligeramente y que la zona intervenida se inflame o aparezca un pequeño hematoma.

¿Es necesario algún cuidado especial?

Deben ser tratados como dientes naturales. Cepillarse 3 veces al día, uso de hilo dental y visitas periódicas a nuestro odontólogo.

¿Se puede seguir una alimentación normal?

Los implantes dentales, a diferencia de las dentaduras, se fijan por completo y permiten cumplir con todas las funciones masticatorias de un diente natural. Tras la operación, es recomendable evitar alimentos duros y muy calientes. Lo ideal es consumir alimentos fáciles de masticar a temperatura ambiente o fríos. Transcurridos unos días, la dieta ya podrá ser la habitual.

¿Pueden ser rechazados por el organismo?

Generalmente, los implantes dentales están hechos de titanio biocompatible. Material con capacidad de integrarse en el hueso (osteointegración) y ser tolerado por el conjunto de tejidos blandos de la boca. La probabilidad de que se produzca una reacción de rechazo es muy baja.

¿Ser fumador afecta?

Se ha podido comprobar en personas fumadoras los implantes dentales responden peor. Este hecho se debe a la dificultad de cicatrizar, falta de riego sanguíneo en la zona y por tanto la capacidad de hacer frente a las infecciones, dificultad del mantenimiento de los implantes a largo plazo,etc. Si se es fumador, se debe ser consciente de los riesgos que conlleva.

 

Como hemos podido ver, los implantes dentales comportan muchos beneficios. No solo tienen una función estética, sino que permiten mejorar nuestra salud bucodental y nuestra calidad de vida.

8 PREGUNTAS CLAVE SOBRE LA ORTODONCIA

Hoy en día existen distintos tratamientos para conseguir una sonrisa ideal. El caso de cada paciente debe ser estudiado para determinar cuál es el método más adecuado y aplicarlo. En el post de hoy, nos vamos a centrar en los aparatos de ortodoncia.

Cada vez son más los personas que, ya sea por estética o funcionalidad, necesitan corregir sus dientes. Y generalmente, suelen surgir varias dudas cuando nos planteamos hacer este tratamiento. Es por ello, que además de conocer en qué consiste, vamos a resolver las preguntas más recurrentes.

¿Qué es la ortodoncia y para qué sirve?

La ortodoncia es la especialidad dental que se encarga de alinear correctamente los dientes y corregir la posición de los maxilares. Algunos de los tratamientos son: la ortodoncia invisible con alineadores (alineadores transparentes removibles), la ortodoncia lingual (ortodoncia por la cara interior de los dientes), la ortodoncia visible de autoligado (brackets) y la ortopedia dentofacial.

Cada uno de ellos tiene sus ventajas e inconvenientes y se aplican según las necesidades de cada paciente. El hecho de tener una mordida perfecta, hace que los dientes no se estropeen, el proceso de higiene oral sea más fácil y disminuyan las probabilidades de sufrir enfermedades periodontales o de tener caries.

tipos ortodoncia

¿Cuál es la edad más adecuada para empezar un tratamiento de ortodoncia?

Entre los 6-8 años empiezan a salir los dientes definitivos pero no hay que esperar a tener los definitivos para ir al dentista y hacerse las primeras revisiones. Lo adecuado es que desde los 3 años se vaya controlando la boca de los niños y su oclusión. El ortodoncista mediante una revisión determinará si es necesario aplicar un tratamiento preventivo o si se trata de un defecto leve en el que existe la posibilidad de una corrección espontánea. A estas edades, es más fácil mover las piezas dentales para conseguir una correcta oclusión. Lo bueno de poder realizar tratamientos en niños es que además de mover los dientes, consigues movilizar los maxilares (huesos) obteniendo efectos mucho mas estables y duraderos para su oclusión.

ortodoncia infantil

¿Ortodoncia en adultos?

Cualquier persona a cualquier edad puede someterse a una ortodoncia. Con los avances actuales, los adultos también pueden conseguir una sonrisa perfecta. Habitualmente, la mayoría de pacientes adultos buscan corregir la estética de su sonrisa mediante una ortodoncia invisible por el hecho de ser más estético y más cómodo.

¿Duelen los aparatos de ortodoncia?

Todos los tratamientos de ortodoncia implican mover las piezas dentales. La fuerza y presión que se aplica mediante los aparatos, produce leve dolor y molestias. Estos síntomas son señal del buen funcionamiento del tratamiento.

La incomodidad de la aparatología suele desaparecer transcurridas unas horas y en el algunos casos, pasados unos días.

¿Cuánto dura el tratamiento?

El tiempo de cada tratamiento dependerá de cada caso en particular. En función de su complicación durará entre 12 y 30 meses. Son muchos los factores que intervienen, como la técnica de ortodoncia utilizada, la planificación del tratamiento, la reacción de los dientes, la edad, la colaboración del paciente, etc.

¿Cuidados especiales con ortodoncia?

Es importante mantener buenos hábitos de higiene oral, especialmente, cuando el tratamiento implica llevar brackets. Debemos lavarnos los dientes después de cada comida. El cepillado debemos realizarlo con un cepillo especial y  hacerlo de formar más exhaustiva. El siguiente paso, es pasarnos el hilo dental para evitar la acumulación de restos de comida y placa bacteriana. La técnica de limpieza interdental en pacientes portadores de brackets es un poco diferente. Tiene que ser explicada por los higienistas en la clínica, el día de su colocación.

higiene ortodoncia

¿Alimentación y ortodoncia?

Con los tratamientos de ortodoncia, especialmente con los brackets, es importante evitar los alimentos duros y pegajosos. Este tipo de alimentos pueden dañar los aparatos y provocar complicaciones en el tratamiento. También es recomendable no morder los alimentos directamente con los dientes.

Las frutas junto con las legumbres y verduras son los alimentos más adecuados para la dieta de un paciente con ortodoncia. Tomarlos hervidos o en forma de puré, son la forma más cómoda. Destacar también los lácteos que además de ser fáciles de consumir, aportan calcio.

¿Y después del tratamiento…?

Las piezas dentales, tienden a volver a su posición original. Es por ello, que después del tratamiento se suele colocar un retenedor fijo en la cara interior de los dientes además de unos aparatos nocturnos de quita y pon.

ALIMENTACIÓN Y SALUD BUCO-DENTAL

La alimentación junto con la genética y el estilo de vida que llevemos son factores determinantes para nuestra salud oral. Seguir una dieta equilibrada y rica en nutrientes es fundamental. Es importante no solo para nuestra salud en general, sino para mantener nuestra boca sana.

El hecho de no tener unos hábitos de alimentación sanos, aumenta las probabilidades de sufrir enfermedades periodontales. Así como favorecer la aparición de caries. Y más, cuando se trata del consumo de alimentos perjudiciales para nuestros dientes y encías.

El riesgo de padecer enfermedades periodontales seguirá existiendo si no eliminamos el consumo de alcohol o el tabaquismo. Además, estos hábitos están relacionados con las patologías orales más graves, como el cáncer oral.

Es necesario conocer la influencia de la alimentación a la hora de cuidar nuestros dientes:

¿Cómo afecta la alimentación al cuidado de nuestros dientes?

En la boca, existen una serie de gérmenes que se nutren de los azúcares y el almidón que se encuentra en los alimentos que tomamos. Crean la placa dental y generan unos ácidos, qué tras cada comida, van destruyendo el esmalte de nuestros dientes. Es por ello, que uno de los primeros consejos, es el de eliminar las veces que picamos entre horas. Los alimentos que consumimos en estos espacios de tiempo, por lo general, contienen muchos azúcares.

A las horas de las comidas segregamos mayor cantidad de saliva. Por esto, los alimentos que ingerimos nos causan un menor daño. Cuanta más saliva, más limpia permanece nuestra boca y más se disminuye el efecto de los ácidos.

alimentación sa

Alimentos saludables

Si tenemos que comer entre horas, debemos procurar que sean alimentos ricos en agua como los vegetales crudos o la fruta con el objetivo de mantener el flujo de saliva. Obviamente, el consumo regular de agua es fundamental para ayudar a la saliva a contrarresta el ataque de las bacterias. Por otro lado, el efecto de los ácidos también podemos paliarlos evitando el consumo de cítricos y zumos.

En relación a la dieta, no podemos obviar los alimentos con alto contenido en azúcares: la bollería industrial, los caramelos, los refrescos, los alimentos procesados, etc. Su consumo habitual, ayuda a la proliferación de las bacterias responsables de las caries, infecciones bucales, desgaste del esmalte…

De lo contrario, hay algunos alimentos como los lácteos, así como las espinacas, garbanzos, calamares, brócoli, col rizada o el tofu ricos en calcio. El calcio, no solo nos beneficia en el desarrollo de nuestros huesos y dientes sino que también es muy importante para nuestra dentición y para protegernos de la aparición de las caries. Asimismo, es muy recomendable para las personas de edad más avanzada ya que reduce las posibilidades de perder alguna pieza dental.

Al igual que el calcio, el fósforo es fundamental para la estructura de los dientes. Podemos encontrarlo en alimentos de origen animal, como la leche y sus derivados, los huevos y el pescado azul. Y en alimentos de origen vegetal, como las legumbres o frutos secos.

También podemos mantener nuestras encías sanas, con alimentos ricos en vitamina C. Las fresas, albaricoques, tomates o naranjas son fuente de esta vitamina. O con alimentos que nos proporcionen vitamina D, la “vitamina del sol”. Nos ayudarán a tener los dientes más fuertes y a prevenir enfermedades como la gingivitis.

RECOMENDACIÓN

Una alimentación saludable y muy variada (frutas, verduras, legumbres y pescado azul) es clave para prevenir enfermedades de dientes y encías. Sin embargo, la correcta higiene buco-dental sigue siendo fundamental para eliminar los restos de comida y las bacterias que acumulamos en la cavidad oral (cepillado, hilo dental y colutorio). Para una limpieza más profunda, podemos acudir a nuestro dentista para una limpieza profesional.